Sin salir de los límites de la ciudad, por Avenida principal, luego de pasar el Reloj, debe doblar en la esquina de Av. San Martín y calle Fortín Malargüe. Doble a la derecha, hacia el oeste.

Este inmenso castillo construido por la acción erosiva de los vientos y del río, sirvió como refugio del caudillo José Antonio Pincheira, de allí su nombre. En sus alrededores fueron hallados restos de cultura indígena.

Frente a los Castillos de Pincheira, hay un núcleo de servicios turísticos en el que hay una enorme arboleda. Aquí puede descansar, realizar cabalgatas, trekking, safaris fotográficos, mountain bike. Además puede practicar pescar con mosca en el río Malargüe.

El establecimiento cuenta con un área para acampar y un comedor donde se preparan los tradicionales chivos Malargüinos, pan casero y otros típicos platos criollos. Tiene además un servicio de media tarde con mate y tortitas o tortas fritas.